Uno tiene que imaginarse: la Segunda Guerra Mundial había terminado, los principales diseñadores y